Archive for December, 2007

Luz: te vemos allá

December 22nd, 2007 -- Posted in | No Comments »

Ventana2.jpg

December 21st, 2007 -- Posted in | No Comments »

Encontré –por fin– al Dodo (estaba perdido entre tantas páginas de Tratados y se alimentaba de mariposas)… “Nos estamos extinguiendo”, me dijo y su pico se pintó de rosa mexicano. Para animarlo, le presenté a Malcolm de Chazal y ahora los tres estamos recitando en el idioma de las gárgaras:

32

Le corps
Défit
Son dernier
Ourlet.


*Malcolm no es fotogénico

Dodo et KA.jpg

December 21st, 2007 -- Posted in | No Comments »

Tiempo sin definición

Éste es el dénouement de la relación: Masculinidad ya no suspira por ti. Ha entrado al Dúplex. (El nudo en la faringe, la protesta ahogada. La tiesura constituye tiempos y madura el follaje). Discernimiento: Masculinidad se avecina. (Los costados aún no se acostumbran al tacto). El centro de tu cuerpo lo nombra. (Encéfalo incrédulo: vendaval en la cerrazón). Ya no escuches Femenino. Tócalo… ¡Cómo se ríe Masculinidad cuando te rodea! Todo cambia a horcajadas: El abrazo precipita la atmósfera. Dúplex se torna de ese color empalidecido que te recuerda… “Más tarde, más tarde”. Masculinidad silba agudamente y te asustas. El horror está en nuestra morada. Escribir en Tesauro una frase trascendental como Dios y etcétera. Hay que saber el diáfano pie o el cristal, la superficie de la arboleda. La transparencia es expectativa. Pensar: El caracol en el helecho de plástico nos impregna de dudas y nulidad, sabemos cómo la baba nos reconoce en (lo ahora escrito) “cómo la baba nos reconoce”… El suspiro se desvanece un santiamén, mientras que el esplendor/

Espacio sin definición

En tus delimitaciones y siempre, es preciso alejarte Masculinidad. Alguien bosteza. El aire es el Espacio para una dualidad. ¿Qué Espacio es el nombramiento? Entre tú y Femenino existe un signo –Tesauro– que define todas sus amadas cosas: los doseles se llaman “Mamiferote”; el librero es “Resguardo”; Dúplex se nombra “Vehemencia”; el buró se llama Tomás (sinónimo de la presunción de madera). Observa los mosaicos, ustedes no tienen nombre propio. Las toallas ámbar hacen juego. “Él”. “Ella”. Observa la blancura, el fuego enclaustrado en una vuelta completa. Los mugs de cerámica con sus nombres cincelados. “Masculinidad”, azul naval. “Femenino”, rosa mexicano. Fisura o primera página en Tesauro señala: Ustedes son “Pareja”. “¿Qué Espacio es el nombramiento?”. Fisura.

“Tekuakarasi” sin nata

December 20th, 2007 -- Posted in | No Comments »

Tejocotes.JPG

Yo crecí en tejocoteros

1.JPG

Doce en el doce

December 20th, 2007 -- Posted in | No Comments »

1. El último Zelofonte de Luisa Mercedes Levinson
2. Ton y son de Gerardo Deniz
3. El perro / El hábito por la rosa de Adela Fernández
4. Cuerpos (Tomo I) de Max Rojas
5. L’art poétic’ de Olivier Cadiot
6. Altanoche de Marco Antonio Montes de Oca
7. A hora dos náufragos de Pedro Maciel
8. “…que no vuelven las palabras deshechas con la lluvia…” de Juan Carlos Plá
9. 62/ Modelo para armar de Julio Cortázar
10. La dama oval de Leonora Carrington
11. La machine de René Belleto
12. Lágrimas de Newton de Daniela Bojórquez

ADOLFO

December 20th, 2007 -- Posted in | No Comments »

mi padre nos deshabito en su carne porque fuimos de él,
mi padre vociferando “dame algo que…,
la brecha del picaporte,
una zozobra antes de despertar, para finalizar, antes, o,
después, mi madre me dijo “cerremos los ojos para estar seguros”,
en un delirio, en el tornasol todavía no contemplado,
le dije a mi madre “no somos”, me desprendí en la emisión, fui un
watt, un alambre sin contacto, mi madre asintió con la cabeza, un hilillo de
saliva se resbalaba,
se desplomó en mi convicción, conocí el óvalo, el cielo como barullo, traspasamos ladrillos y el grillo
era una ilustración, ostracismo, me encontré
en el filo de la ventana, contemplé la desintegración de la urbe, partículas, yeso,
la nombré como mi madre, Iris,

Urbiris


mi padre se despliega en un mapa de Castilla y León, asciende a mi ceñir, minuciosamente se acopla al pellejo, “somos mismo, somos arruga”,
somos, y, “somos” me perpetúa, me encierra en su fleco, esa declaración
que me perfora la entereza, “somos mismos” me desarticula en sus inscripciones sobre un llamado, y, me desentierra en
su contracción de mercurio,
mi padre dice “estoy, soy solo”, y, somos mismo cara a cara,

K-Rex

December 18th, 2007 -- Posted in | No Comments »

K-Rex es una lectora carnívora en extinción. Se corrobora en la ilustración de este librito de Zoología que la susodicha especie se encuentra en peligro, debido a que sólo hay poemas vegetarianos (sin leche, sin huevos, sin vísceras) en su ecosistema y se resiste a consumirlos. No le interesa la supervivencia. No es creyente de Darwin. La poesía no desciende del mono. Ante la alarmante situación, su nueva dieta -impuesta por el nutriólogo de paso- se basa en atragantarse de los kilos y kilos de carne molida de The house of leaves de Mark Z. Danielewski

 

Katùn.jpg

 

 

,,, Babia

December 18th, 2007 -- Posted in | No Comments »

, Con el incisivo hincado en tu muslo, Rey de Babia, inquiero si reapareceré a “Babia”, Con la inmovilidad del resplandor, con la sospecha de espiral, ¿Reapareceré a tu rostro? Incisivo truncado en esta escritura que nos delimita, No reapareceré tu rostro, animal, No regresaré a las concavidades. Cernícalo, no hay línea en el horizonte, Sólo está el riachuelo y lo mínimo.

 

, Mi lengua sin carne es cautelosa, tiene pendiente la palabra, Pienso en el acebo, en su capacidad para la raíz y la memoria, Pienso en las miradas que redescubren la certeza en la intemperie, Mi lengua sin carne sólo rumia, como un abrir y cerrar de huesos, Mi lengua sin carne enardecida por la humareda, No hay piel para sostenernos, sólo el pellejo y la complicación de la sangre, (El riachuelo repiqueteando, imprecisando el silencio, el muslo y sin pie regresando a Babia),

 

, Nadie, en Babia, inquiere en este silencio, En mi lengua sin carne, la parálisis de la clepsidra (ese reloj de agua que nos turba en su desprendimiento nítido), La sequedad de la hogaza amontona incisivos, Nadie inquiere en esta resequedad de labios, este sitio, Nadie inquiere en la tos del Rey que aviva el degolladero de todos,,,

Lexicografía U

December 18th, 2007 -- Posted in | No Comments »

 

Pensando en ese poema después de V

De aquí hacia allá, Masculinidad camina. Presiente a la ciudad: trasgresión del orden, vigor de llantas, desmadejamiento de la noche. Masculinidad carece de ímpetu para alcanzar la umbría. Esos días radiantes, esos días de juventud. Observa el verdor de los árboles. Se la imagina. Árbol conjugado en pretérito. El pavimento delata otro lugar. Observa los ojos de Femenino, el último nido. Aquí no hay vida. Antes y después, la inmovilidad. Masculinidad está en la ciudad. Avenidas, crepúsculo. Panteones, deserción. Multitudes, entresijo. Lenguaje frontal, vis-à-vis. ¿Dónde, cuándo tu Rostro? Huellas, deslizamiento sobre…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

–Uh… ¿dónde estoy? Sufro la deriva de mi conciencia. Estoy, soy extraviado. Apenas recuerdo su cara. Puedo hablar de la nariz. Sí. Mientras camino, hablaré de su nariz. La protuberancia y el claxon. Respingada y criatura. Las dos fosas, signo malinterpretado. El Triángulo de la muerte. Y la llanta rechinando en el asfalto (imagen predecible). La nariz es mi manera de conocer a/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SE BUSCA

December 17th, 2007 -- Posted in | No Comments »
Terrorismo poético.jpg

Se busca poeterrorista
Karen Á. Villeda

(en el borroso archivo fotográfico de la AFI reconocida por ella misma como Eritreo Balandrano -seudónimo #1- escondiendo la cola de Drysaurus o reptil noble) por ser la enemiga privada de: ____________________

[Usted escriba (sin salirse de la línea) cualquier objeto, animal, persona, etc.]

Los practicantes del Terrorismo poético son estafadores de quinta que inducen las palabras en la población civil de manera violenta y nunca premeditadamente porque los poeterroristas son proyectiles humanos que se autosacrifican aunque, en realidad, son acribilladores de palabras (choreros en Diccionario Mexicano).

* Se recomienda el uso de artículos de blindaje personal como un chaleco anti-palabras en cualquier contacto relacionado con Terrorismo Poético.

 


¡Todas las palabras para Liberlibri!

Next »