Archive for May 1st, 2008

Arianna

May 1st, 2008 -- Posted in | 1 Comment »

El agua tiene sus razones para la encrucijada: “Cada manera de llover ha acobardado a los rizos”. No hay espirales sino la cadencia de las gotas.

Tal vez siempre hubo suficientes manos para desbaratar mariposas. Tal vez siempre hubo dedos succionando el líquido disimulado de nuestro secreto.

Siempre sí nos plisamos en una espiral. Siempre sí reflejamos la luz.

Nuestras alas no sugieren ojos. (Aún no sé si alguna vez fuimos la fragilidad de una membrana).

Tengo una urgencia de larvas, lenguas enrolladas alimentándose de mi intuición. Aún no rompo la crisálida (y puede que sea tarde para la metamorfosis).

“Tengo menos sueños”.

Los dedos para nombrar el tránsito de la lluvia no hacen las manos necesarias. Esas manos aguardan en la atarjea para enmarañar a los rizos.

Hemos llovido hasta empañar ventanas, apenas chispeando entre los cirros y la banqueta. Nunca hemos sido tromba, volutas alcanzando el suelo, estragos termales: Hay que inundarnos.

Apenas observamos el viento entre los árboles: me hice de piedra. No tuve rostro. “Es la antigüedad”, te dije y me diste la espalda. Nadie inventó la arandela entre los grises edificios que resguardaron los rizos de esa irritante noche.

–No quiero regresar a la tierra–, dijo Ella desde la rambla.

No he desenterrado esas tumbas, solamente las flores muertas que se pulverizan con las lágrimas.

Todas las entrañas desembocan en el mar abierto.

“No tienes que confiar en mí”.

“Somos deriva, seres salobres”.

Tú no sabes lo que podemos creer…pero hay una razón (distinta a la escama) para habitarte en el agua.

Renuncia de Claudina Domingo y Karen Á. Villeda a “Musa de musas”

May 1st, 2008 -- Posted in | 2 Comments »

R E N U N C I A
de Claudina Domingo
y Karen Á. Villeda a
“Musa de musas”

“Musa de musas” es un proyecto independiente que se originó en noviembre de 2007 a partir de una serie de reuniones entre sus servidoras y Jocelyn Pantoja. Nosotras, Claudina Domingo y Karen Á. Villeda, fuimos responsables de labores circunscritas a la curaduría, la difusión de la convocatoria, la búsqueda de nuevas voces poéticas y la promoción del proyecto. En ningún momento tomamos parte de las labores de enlace burocrático y/o institucional ni de la de recaudación financiera; tampoco recibimos ninguna retribución material (económica o en especie) por el trabajo y tiempo dedicados al proyecto. Por otra parte, tampoco esperábamos ver crecer nuestro patrimonio con la contribución a un proyecto cultural independiente.

Sin embargo, el proyecto actual no es el que ni Karen ni Claudina habíamos previsto en la delimitación original del mismo. Además, al presente existen importantes diferencias profesionales entre nosotras y la responsable del proyecto, así como dificultades para armonizar nuestras ideas literarias con las suyas.

Por las razones mencionadas, ya no formamos parte del concepto existente de “Musa de musas” –Claudina Domingo desde febrero y Karen Á. Villeda desde abril–. Por tanto, nos deslindamos de este proyecto, establecido sin contratos u otros medios oficiales sino bajo las demarcaciones informales de la buena fe, así que no existe ningún instrumento vinculante que obligue nuestra participación. Consideramos que vivimos una experiencia enriquecedora y estamos satisfechas con el cumplimiento de nuestra parte en el proyecto. Hasta donde sabemos, “Musa de musas” continúa en marcha bajo la coordinación de Jocelyn Pantoja. Les deseamos suerte a sus colaboradoras y a las participantes del proyecto.

Cabe resaltar que estos hechos no han menoscabado nuestro entusiasmo ni disposición para la creación de proyectos de esta índole.

Por último, les agradecemos a nuestros amigos la confianza depositada en sus servidoras, ya sea con los textos de su autoría que enviaron o con la promoción desinteresada y entusiasta del proyecto. Lamentablemente, por los motivos anteriormente expuestos, que son circunstanciales y totalmente ajenos a nuestro buen ánimo por el proyecto, nuestros objetivos no se pudieron cumplir en esta ocasión.

Claudina Domingo y Karen Á. Villeda