No quiero vivir en el riachuelo, No quiero vivir en el pan mojado por la lengua sin carne, La aurora es el linde de estas palabras: Arrastra mi pie hasta la opacidad y dime c├│mo tupir la noche de trasmutaciones. Arrastra mi pie hasta la refulgencia y no me digas c├│mo sobrevivir a la grieta, A la grieta en el rostro, Tu incansable lengua (sin carne, sin soflamas) es una dimensi├│n de centellas, De relaci├│n con las centellas, De “poco m├ís o menos inquirir en”

January 11 2008 01:40 pm |

Leave a Reply