“Cuerpo, compañero, juntos nos moriremos. No puedo no querer la sombra que tenemos, no apresar con ella el resplandor de un verso.”

Sembraste un mito corrupto entre mis párpados, jamás dará ojo cíclope. Me eché a los hombros el peso de tu aliento: la piedra aparente, te hice estatua.

3_annallenas

Recuerdo el tiembre de tu voz desafiando la aldaba en mi recámara, la cerradura del sótano, la puerta que nos llevaba a la mañana insolente, cubierta de rocío… Entretanto, la lluvia se disipa. Anduvimos con cien ojos, buscando las gotas desgranándose de las nubes. Sin embargo, ya nos habían llorado: la esperanza rota es una aureola multicolor que atraviesa el cielo.

 

1_annallenas[1]

 

Hubo un desfallecimiento de ángeles en tu aliento, diademas de luz presagiando una aurora piadosa. En ese mimo cárdeno, rogué febrilmente para demorar el final de nuestra historia hasta que anocheció y tu rostro, en el pozo vacío de las horas, no se diferenciaba de mi propia sombra.

2annallenas[1]

 

 

 

Arte de Anna Llenas (Barcelona, España): http://annallenas.wordpress.com/

August 15 2008 11:33 pm |

Leave a Reply