Cajón de estacionamiento

Y es, entonces, que el GPS se ha dislocado. Y es, entonces, que en la cajuela ya no cabe nada. Y es, entonces, que te has equivocado de RECEPTOR PRÓXIMO. Y, es entonces, que no tienes nada que empacar. Y es, entonces, que el volante sólo está entre mis manos. Y es, entonces, que no hay asiento de copiloto. Y es, entonces, que no sé manejar con prudencia. Y es, entonces, que no te sentarás aquí. Los dientes frontales separados jamás han frenado y no lo harán. Así me regalen un cajón de estacionamiento, no frenaran. No frenaran porque saben que ese aparcamiento está debajo de un rascacielos que jamás toca el cielo. No frenaran, no frenaran. Los dientes frontales separados no se encajonaran en tu estacionamiento de primera ni encajaran en tu boca de lujo.

January 05 2009 12:37 pm |

Leave a Reply