El corazón elefante

Las bugambilias hechas puré (afuera). Una melancolía que es un sticker en los postes (afuera). Quita y pon. Pon y quita. Las paredes son pantallas transparentes (adentro): Puedo verte dormir y el único color que existe es el del puré, violeta y con tintes de clorofila (adentro).
(Cuando estoy contigo, los elefantes cierran los párpados y todo parece tan ligero que la eternidad puede existir en un reloj digital).
Los elefantes también duermen, serenos. Un baile de luz, tiempo atrás. Un baile de luz antes del abrazo y de las cucharas. Un baile de luz que pisotea las bugambilias. “Sé cautelosa con lo sucedido”. “Sé cautelosa y engoma el sticker con tu lengua”. “Sé cautelosa y ten la memoria de los elefantes”.
Tú dices que las bugambilias son un signo del sol y la paz. Yo te digo que la urbanidad me ha abierto el pecho: tengo el corazón afuera. Latido. Quita y pon. Latido. Quita y pon.
“Una mujer hermosa es invisible”. Un libro de zoología (adentro). Tráiler gris (afuera). Los envoltorios de la epidermis ocultan la gravedad: Tú tienes una manera única para hacerme llorar, como si las lágrimas no me pesaran. La levedad y los elefantes. La casa tiembla por el paso del tráiler. Una marcha de elefantes en mis sueños que no me taladra las sienes. Te veo dormir. Una manta de cuadros blancos y negros (asfalto). Pienso en despertarte. Los elefantes aún roncan. Una danza de luz cuando me abrazas. Un bebé elefante se despierta, atolandrado y frágil, camina al borde de tu cama. Duermes profundamente y la trompa (lentamente) te resguarda. Aún no despiertas. El claxón.
Tu rostro sin ápices. Tu rostro ayer es el mismo. “La mujer hermosa es invisible”. Coleccionar lágrimas y pegarlas en los postes. Coleccionar lágrimas y hacer un graffiti con ellas. Cómo me pesa verte dormir: No puedo moverme, quiero quedarme ahí por y para siempre. Hay hipnosis, la epidermis es mágnética. No tienes la piel rugosa. Tocarte y esperar a imantarme. Como al refrigerador.
Un sticker, entonces. Una verdad, entonces.
Quita y pon la verdad sobre la mesa. Quita y pon la verdad sobre tu lengua. “No soy cautelosa cuando duermes”. “No puedo ver más allá, solamente los elefantes”.
Tu rostro sin ápices nuevamente. Ni una pizca de sal.
Quita y pon tu rostro sobre mi hombro, por favor. Quita y pon tus manos sobre las mías, por favor. Quita y pon tu boca sobre mis labios, por favor. Quita y pon tus sueños en mis sueños, por favor. Quita y pon tu corazón en mi pecho. Quita y ponte un corazón nuevo, tú. Quita y pon. Mi corazón autoadherible (afuera). Tu corazón único (adentro). Quita los postes, pon la esperanza. Quita y pon la melancolía en lo que nunca sucedió.
No hay tompras de elefantes, lo que escuchamos es una obertura de cordones umbilicales (adentro) que se remonta hace siglos: el silencio (afuera y adentro).

May 15 2009 10:59 am |

3 Responses to “El corazón elefante”

  1. Carlos T Says:

    Oye disculpa estaba buscando informacion para contactar ( email) a Alfonso Lopez Corral. Soy un exalumno de el y queria escribirle

  2. TIM Says:

    PillSpot.org. Canadian Health&Care.Best quality drugs.No prescription online pharmacy.Special Internet Prices. Low price pills. Buy drugs online

    Buy:Zovirax.Mega Hoodia.Nexium.Valtrex.Human Growth Hormone.Accutane.100% Pure Okinawan Coral Calcium.Zyban.Prevacid.Petcam (Metacam) Oral Suspension.Synthroid.Actos.Prednisolone.Lumigan.Retin-A.Arimidex….

  3. DVD Says:

    DVD http://ndzdem.AUTOPARTSTHAI.INFO/tag/Playing+DVD+Player/ : DVD…

    DVD…

Leave a Reply